La oleada de COVID-19 que viene en Semana Santa.

A un año de que se declarara la pandemia por COVID-19, el sector salud podría enfrentarse en las próximas semanas a una nueva crisis, con proporciones similares a las que se registraron en enero de este año, el peor mes desde el inicio de la emergencia sanitaria en el país.

Así como las reuniones decembrinas detonaron un repunte de contagios y decesos por el coronavirus, el periodo vacacional que se aproxima podría traer un efecto similar que se resentirá durante el mes de abril y parte de mayo, aseguran especialistas.

A esto hay que sumarle el inicio de las campañas electorales en cinco entidades, en donde se ha podido constatar que se siguen registrando reuniones, concentraciones y actos políticos sin que se guarden las debidas restricciones sanitarias.

93 millones de personas están convocadas para votar en esta elección intermedia.

Justo en el mes en el que se prevé la nueva oleada, arrancarán campañas en el resto de las entidades.

Durante el pasado fin de semana largo, tras el cambio de semáforo epidemiológico, se pudo observar una relajación de las medidas de prevención entre la ciudadanía, no solo en la Ciudad de México, cuyo primer cuadro estuvo abarrotado, sino también en otras entidades, donde, por ejemplo, familias acudieron a centros recreativos y balnearios.

La “falsa sensación de seguridad” tras el inicio del programa de vacunación y el hartazgo tras un año de restricciones también son factores que podrían agravar el panorama en materia de salud.

Para el médico epidemiólogo Eduardo García, especialista del estado de Sonora, es una incongruencia que se relajen las medidas sanitarias y de contención de la población, ya que si han bajado los números de la enfermedad es porque hay un fuerte trabajo hospitalario y en la concientización de la población.

La Secretaría de Salud federal ya anticipa un tercer pico fuerte de la pandemia, pero, incongruentemente cambian los colores del semáforo, para que la gente salga más, Eduardo García Médico epidemiólogo.

“Si es algo incongruente aquí en Sonora que lo hayan puesto en verde. Si bien, es cierto, sí han disminuido en forma importante los casos, ha sido de los estados donde más casos ha habido y más defunciones”, sentencia.

El especialista considera que el semáforo epidemiológico se ha usado más con fines políticos y no de salud comunitaria, ya que aunque en algunas entidades ha disminuido la incidencia de la enfermedad y los contagios son menores, dicho semáforo ha sido incongruente. Es un hecho que la población tiene menos miedo al virus SARS-CoV-2, a pesar de que muchas personas han perdido a familiares víctimas de COVID-19, ya es visible que comienzan a relajarse las medidas básicas de prevención.

“Relajar las medidas básicas de prevención, sólo generará otro pico de la pandemia. Considero que el colocar a los estados en amarillo y en algunos en verde —como en Sonora— solo se genera debido a que requieren hacer mítines políticos y que la gente vaya a dichos eventos”, sentencia el experto.

Debido a esto, el médico hace un llamado a la población a salir de casa solo para las cosas más indispensables y no arriesgar a los otros miembros de la familia a contagiarse por COVID-19, sin importar el semáforo epidemiológico.

“Colocar a los estados en colores amarillo y sobre todo en verde, antes de que inicie el periodo con más días festivos, como el Aniversario del natalicio de Benito Juárez, Semana Santa, Día del Trabajo, Día de la Madre, genera más confusión a la población”, señala.

La relajación de las medidas es evidente, en la Ciudad de México, colonias turísticas, como el Centro Histórico, Tabacalera, Roma y la Condesa tienen llenos en los restaurantes. Si bien se permitió que ofrecieran atención en el exterior, para evitar la concentración de dióxido de carbono que favorece a la transmisión del virus, algunos establecimientos también lo ofrecen en interiores.

Por su parte en estados como Michoacán, Morelos, Guerrero e Hidalgo las imágenes de centros recreativos y balnearios llenos son constantes, lo mismo pasa en las playas del país.

En todos estos lugares se prevé que la afluencia aumente durante la Semana Santa, que comienza el lunes 29 de marzo y termina el domingo 4 de abril, y también los contagios.

Basta con entrar a internet y redes sociales para ver ejemplos de los llamados “Covidiotas”, es decir, personas que se muestran indolentes ante el virus SARSCoV-2, no utilizan cubrebocas en espacios públicos, no respetan el distanciamiento social, ni viven en confinamiento como lo ordenan las autoridades.

En abril, mes en el que se prevé la nueva oleada de contagios de COVID-19, también arrancarán las campañas electorales en gran parte del país

Vacunación ante tercera ola de COVID-19

El presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que está consciente de que en el país se perfila una tercera ola de contagios, como ha pasado en otras partes del mundo.

“Ha habido en nuestro país -es muy claro- y en el mundo, dos olas. Pensábamos que ya con la primera se iba a ir o iba a reducir el número, se iban a reducir los contagios y, desde luego, lo que más duele, los fallecimientos; y de repente se vino una segunda ola y fue mundial, también igual que la primera. Entonces, vamos para abajo ya de la segunda, entonces tenemos que aprovechar a vacunar para que -toco madera- si se viene una tercera, ya nos agarre protegidos”.

El mandatario asegura que ahora que los contagios van a la baja de esta segunda ola es el momento para vacunar.

“Eso es lo que más nos importa, el que podamos cumplir con tener vacunados a más tardar a finales de abril a todos los adultos mayores del país, a todos, mayores de 60 años”.

El presidente López Obrador insistió en que la estrategia es ir avanzando en la vacunación de maestros para el regreso a clases presenciales; si no en todo el país, en los estados ya con semáforo verde y amarillo, y que las inoculaciones se aplicarán antes de que concluya el ciclo escolar.

El protocolo sanitario del INE

Para blindar de COVID-19 las elecciones del próximo 6 de julio el Instituto Nacional Electoral (INE) del COVID-19, solo permitirá el ingreso de dos personas al centro de votación, el votante deberá llevar su lápiz y cada tres horas habrá una sanitización de las mamparas.

“Todas y todos tendremos que obedecer estos protocolos con mucha responsabilidad, así sólo podrán entrar simultáneamente a las casillas dos votantes a la vez, deberemos mantener la sana distancia en la fila, habrá que hacer uso obligatorio de gel antibacterial, las mamparas no tendrán cortinas de plástico para reducir las superficies de contacto pero se ubicarán de manera que se garantice la secrecía del voto”, indica el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova.

163 mil casillas prevén instalarse para la votación en esta pandemia.

En un video difundido en sus redes sociales, Córdova afirma que se solicitará a la ciudadanía llevar consigo su propio marcador o bolígrafo, y habrá uno de uso común que se sanitizará de manera constante para reducir el riesgo de contagio.

“También cada tres horas se interrumpirá la votación para sanitizar las casillas y será obligatorio el uso de cubrebocas dentro de los centros de votación. Desde ahora invito a todas las ciudadanas y ciudadanos a portar el cubrebocas para ir a votar, pues no se permitirá la entrada a las casillas sin él”, explica.

Córdova asegura que en caso de que los votantes olviden su cubrebocas, en la casilla se les proporcionará uno.

Es muy importante que todas y todos nos cuidemos recíprocamente y seamos muy responsables. Las autoridades electorales nos estamos preparando para garantizar, como ha venido ocurriendo desde hace ya muchos años, que no haya fraudes electorales y que los comicios se den en condiciones de legalidad, equidad, certeza y, ahora también, de seguridad sanitaria, Lorenzo Córdova Consejero presidente del INE.

El consejero presidente señala que gracias a estos protocolos las casillas serán espacios libres “en un doble sentido”, por un lado para votar en libertad y “libres de COVID-19”.

“Algunos de estos lineamientos ya fueron aplicados exitosamente en los comicios locales de Coahuila e Hidalgo, en octubre del año pasado, mismos que pudieron realizarse sin afectar la evolución de las curvas epidemiológicas en dichas entidades”.

El funcionario recuerda en su video, que el INE trabaja en el diseño de los protocolos sanitarios que habrán de instrumentarse para proteger la salud tanto de las millones de personas que acudirán a votar como de las y los ciudadanos que serán funcionarios de casilla.

Menciona que en la elaboración de estos protocolos participa un grupo integrado por algunos de los mejores expertos médicos del país que desde el año pasado asesoran al INE y que todo cuenta con el aval de la Secretaría de Salud, responsable de gestionar la crisis sanitaria.

Información. Reporte Indigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s