ONU omite el golpe militar en Birmania.

El Consejo de Seguridad de la ONU reclamó la liberación de la líder electa de Birmania, Aung San Suu Kyi, y expresó su preocupación por la situación en el país, pero evitó condenar el golpe protagonizado por los militares.

El Consejo d adoptó una declaración sobre Birmania, expresando su “profunda preocupación” por el estado de emergencia instaurado tras el golpe de Estado y demandando “la liberación de todos los detenidos”, incluida la líder electa.

El texto, levantado por Reino Unido, no condena más el golpe de Estado militar como estaba estipulado en un primer borrador discutido durante una reunión de urgencia el martes. China y Rusia se opusieron a esa formulación, según las fuentes diplomáticas que solicitaron mantener el anonimato.

El texto es fruto de una negociación entre los 15 países miembros del Consejo, después de que el Reino Unido plantease inicialmente uno más contundente, en el que se condenaba el golpe de Estado, un lenguaje que hasta ahora han evitado China y Rusia, que tienen poder de veto.

En un comunicado, un portavoz de la misión china admitió que las discusiones no fueron fáciles y criticó que se filtrara a los medios el borrador británico.

En su nota, China subrayó el llamado al “diálogo y la reconciliación” que hace el Consejo en su declaración, mientras que pasó de largo sobre el llamamiento a liberar a Suu Kyi y al resto de detenidos en los últimos días.

Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, instó a los generales birmanos, que derrocaron el gobierno civil, a “renunciar al poder” sin condiciones.

“Los militares birmanos deben renunciar al poder que han tomado, liberar a los activistas y funcionarios que detuvieron, levantar las restricciones a las telecomunicaciones y abstenerse de la violencia”, declaró Biden.

Unas horas antes, la Casa Blanca había anunciado que se planteaba imponer “sanciones específicas” contra los militares golpistas. Estos últimos ordenaron el bloqueo del acceso a Facebook, un instrumento esencial de comunicación en Birmania, tres días después del golpe.

El ejército puso fin a la frágil transición democrática del país el lunes, imponiendo el estado de emergencia por un año y deteniendo a Aung San Suu Kyi y a otros dirigentes de su partido, la Liga Nacional para la Democracia (LND).

El Consejo de Seguridad se reunió el pasado martes de urgencia y a puerta cerrada para analizar por primera vez la crisis en el país asiático, donde el Ejército ha tomado el poder alegando un supuesto fraude en las últimas elecciones ganadas por el partido de Suu Kyi.

Información. El Sol del Bajío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s