En espera del Juicio a Donald Trump en el Senado.

El futuro de Donald Trump está a unos días de descifrarse, de darse a conocer qué tantas posibilidades hay de que el republicano vuelva a aparecer, o no, en las boletas electorales de su país.

Esa conclusión se irá conociendo a partir de la siguiente semana, cuando su segundo juicio ante el Senado acapare los titulares de todos los medios y su nuevo equipo de abogados intente defenderlo por “incitación a la insurrección”.

La defensa legal del expresidente estará a cargo de David Schoen, abogado de defensa penal y derechos civiles, y Bruce Castor, un exfiscal de distrito, dos personajes que entraron a escena luego de que el anterior equipo legal del magnate dimitiera.

Según medios internacionales, los abogados Butch Bowers y Deborah Barbier decidieron dejar de representar a Trump luego de que éste insistió en presentar como parte de su defensa el supuesto fraude electoral de las pasadas elecciones presidenciales.

Al respecto, Bernardino Esparza, especialista de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle, asegura que si el nuevo equipo del expresidente representado por Schoen y Castor decide tomar esa estrategia y sigue insistiendo en un fraude electoral, “muy probablemente puedan perder el juicio”.

De acuerdo con Esparza, lo más importante no es retomar ante el Senado las elecciones de noviembre ni sus resultados, sino el tema de la insurrección, “un hecho muy grave en Estados Unidos”.

“Esta parte de la insurrección será la que los legisladores demócratas tomarán en consideración, pero también los ataques a las instituciones democráticas”, remarca el académico en referencia a la toma del Capitolio el pasado 6 de enero -hecho tras el cual inició el segundo impeachment del expresidente.

Durante el juicio, el cual se espera que comience el próximo martes 9 de febrero, además de presentar la defensa del republicano, también se detallará el memorando que representantes demócratas dieron a conocer el día de ayer, y bajo el cual se busca que Trump deje de participar en alguna otra contienda política.

A través del informe de 80 páginas se enfatiza, entre otras cosas, que la postura de Donald Trump ante las manifestaciones en el Capitolio puso en peligro la vida de cada uno de los miembros del Congreso, la transición pacífica del poder, la línea de sucesión, y la seguridad nacional. “Este es precisamente el tipo de delito que justifica la inhabilitación para un cargo federal”, se lee en el oficio, remarcando la Sección 3 de la Enmienda 14, la cual habla de que ninguna persona del gobierno, ni federal ni estatal que incite a la violencia o a la insurrección, deberá tener ningún puesto público jamás.

Asimismo, en el memorando se agrega que para evitar un segundo impeachment y un juicio político, el entonces jefe de Estado hubiera tomado un camino honorable y hubiera aceptado los resultados de las presidenciales.

“En cambio, convocó a una turba a Washington, los exhortó a que se pusieran frenéticos y los apuntó como un cañón cargado por la avenida Pennsylvania”, se detalla.

Dudas de aprobación de juicio a Donald Trump

Aunque aún no se tiene claro el tiempo que durará el juicio contra Donald Trump, debido a cuánto tardarán las declaraciones de sus abogados y de los gestores demócratas, o si habrá o no testigos, se espera que al finalizar se dé por comenzada la votación correspondiente.

En el Senado es esencial que, para llegar a una conclusión, se tenga la votación de la mayoría, del 67 por ciento de los senadores. Entonces, para que Trump no tenga ninguna posibilidad política a futuro, se requiere que al menos 17 republicanos voten en su contra, pues con el solo apoyo de los demócratas no alcanzará.

Raquel Saed, profesora de la Universidad Iberoamericana y especialista en política y medios de Estados Unidos, comparte al respecto que, debido a los votos que se requieren para enjuiciar a Trump, es muy probable que, como ha pasado anteriormente, no se logre este juicio contra el expresidente.

Para ella, no se ve que los republicanos vayan a votar en contra del magnate debido a que están comprometidos con la base que representa Trump, pero en caso de hacerlo, podrían perder muchos votos para las próximas elecciones primarias.

Por un lado, tal vez sería bueno dejar ese tema atrás y no darle más importancia, pero en este momento la intención de los demócratas es dejar bien clara una reprimenda inolvidable para Trump, Juan Carlos Barrón Pastor Investigador del Centro de Investigación sobre América del Norte de la UNAM.

Finalmente, de acuerdo con los especialistas, independientemente de que el republicano pierda o no el juicio, él seguirá siendo un personaje muy importante en Estados Unidos, sobre todo por la influencia que posee y la base social que maneja, lo cual es el centro de los republicanos.

Información. Reporte Indigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s