Transparencia Internacional alertó contra los políticos que saltan la fila para vacunarse contra el coronavirus: “Es corrupción”.

La ONG Transparencia Internacional remarcó que la vacunación de los políticos que se han saltado su turno es corrupción, puesto que supone usar su poder para fines privados. También, advirtió que la pandemia ha provocado despilfarros en el gasto e irregularidades en la contratación.

“La definición de la corrupción es que implica un abuso del poder que se entrega a los políticos para que lo usen para interés común”, explicó este jueves el politólogo Manuel Villoria, miembro de la dirección de Transparencia Internacional en España, durante la presentación del índice de percepción de la corrupción 2020.

“En estos casos está claro que si alguien abusa de ese poder para poder decidir sobre las vacunas y es para beneficio privado, es un caso de corrupción claro”, añadió Villoria, en referencia a los escándalos que han surgido en España por decenas de funcionarios que ya recibieron la primera dosis sin estar en el grupo de vacunación prioritario, usando sus influencias para lograrlo, incluso añadiendo a sus familiares.

Si bien algunos mandatarios y altos dirigentes han encabezado las campañas de vacunación como una forma de infundir confianza e incentivar la adhesión a la inmunización, otros políticos de bajos rangos han aprovechado la situación por debajo de la mesa.

En Ecuador, la Defensoría del Pueblo pidió la renuncia del ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, por las denuncias de haber favorecido a sus parientes en la espera de la vacuna. En México, hubo un repudio a legisladores del partido Morena que solicitaron las dosis considerando que son esenciales, aunque el protocolo actual no lo señala así; y el presidente Andrés López Obrador criticó ante la prensa como “una inmoralidad” a un médico que consiguió dosis para él, su esposa y su hija. Y en Argentina, se suscitó un escándalo al revelarse que dos concejalas y otras 20 personas que no forman parte del personal sanitario fueron vacunadas en el municipio de San Andrés de Giles.

“En todos los países se han incrementado los riesgos de corrupción. El COVID-19 ha implicado compras en situaciones de emergencia, subvenciones y ayudas en emergencia, contrataciones en situaciones de cuasimonopolio de algunos países. No sabemos qué se descubrirá, aún no se han descubierto grandes casos de corrupción, pero estamos en una situación temprana”, sostuvo Villoria, de Transparencia Internacional.

A juicio de los expertos en España de esta organización, no hay dudas de que los casos de estos alcaldes y consejeros trasladan la “visión de que la clase político hace un abuso de poder para beneficio privado. Es corrupción”.

Además, la ONG señaló que este año se comprobará si la vacunación de los dirigentes y altos cargos influye en la mala imagen de los políticos.

Información. Infobae.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s