Biden toma el control de un país abrumado.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, dejo todo listo para tomar las riendas de un país abrumado por una convergencia de crisis derivadas de la pandemia y las divisiones políticas, que confía en afrontar con un rotundo llamado a la unidad.

La atípica jornada de investidura se desarrollará bajo las limitaciones derivadas de la pandemia y por los temores de nuevos incidentes violentos, tras el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero.

Las calles del centro de Washington, normalmente repletas antes de cualquier investidura, están cercadas por altas vallas y cerradas al tráfico, bajo la atenta mirada de hasta 25 mil militares de la Guardia Nacional, cinco veces más que los que hay en Irak y Afganistán.

Además de ese despliegue de seguridad sin precedentes para una investidura presidencial, la jornada de contrastará con otras por la ausencia de público en el National Mall, la enorme explanada que se extiende desde el Capitolio hasta el monumento a Lincoln.

Solo unos mil invitados podrán presenciar el discurso de Biden en persona desde la escalinata del Capitolio, frente a los 200 mil que solían ocupar los asientos de honor durante ceremonias previas.

El discurso de investidura de Biden durará entre 20 y 30 minutos, más que los 16 que duró el de Trump en 2017, y tendrá un tono optimista, según su equipo.

Biden llega agitando la bandera de la inclusión, formando un gabinete incluyente con puestos para latinos, afroamericanos, y ahora un cargo de alto rango en el sector salud para una mujer transgénero, Rachel Levine, quien fungirá como subsecretaria de Salud.

El general retirado Lloyd Austin, nominado para dirigir el Departamento de Defensa, afirmó que revocará la prohibición de que personas transgénero sirvan en las Fuerzas Armadas.

El llamado a la unidad se producirá “en un momento de crisis sin precedentes”, no solo por la pandemia, sino debido a la desconfianza en las instituciones y en el resultado de las elecciones que ha sembrado Trump, además del acto de violencia vivido en el Capitolio de Washington DC.

Sin embargo, el mandatario electo llegará al poder con una agenda ambiciosa, y en su primer día en el poder ya planea enviar un proyecto de reforma migratoria al Congreso y ordenar el regreso de Estados Unidos al Acuerdo de París sobre el clima, entre otras medidas.

TRUMP REIVINDICA LEGADO

El presidente saliente Donald Trump, reivindicó el que será su legado como el 45o mandatario del país y quiso desmarcarse de la violencia ocurrida hace dos semanas en el Capitolio, en la víspera de su salida de la Casa Blanca.

En su discurso de ayer hizo mención a ese ataque a la sede del Congreso de EU y subrayó que, aunque no hay que olvidar que los estadounidenses siempre tendrán sus desacuerdos, esta es una nación de “ciudadanos increíbles, decentes, leales y amantes de paz”, que desean el progreso del país.

Trump concluirá su mandato con un acto en la base militar Andrews, Meryland. Se espera que en algún momento del día, el aún mandatario emita varios indultos y conmutaciones de pena.

Medios de comunicación locales anticiparon una lista de entre 50 y 100 indultados en el que habría nombres como el de Edward Snowden, Julian Assange y el exasesor de Trump Steve Bannon.

Información. El Sol del Bajío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s