Campañas virtuales, sin mitines por COVID-19.

Los eventos de promoción política que convocaban cientos de personas para ondear banderas y gritar el nombre de algún candidato en las campañas electorales se transformarán por un invitado inesperado: el COVID-19.

Los aspirantes a los más de 20 mil cargos que estarán en juego deberán ser responsables y proteger a sus simpatizantes al no aglutinarlos en espacios públicos con el propósito de evitar una mayor propagación del virus.

Con más de 107 mil muertes a causa del SARS-CoV-2 y una acumulación de contagios que supera el millón de casos, México está inmerso en el proceso electoral más grande en su historia, en el que se elegirá a los 500 integrantes de la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas y se renovarán 30 congresos locales, entre otros puestos.

Por ello los partidos políticos deberán cambiar de terreno y transformar la manera de dirigirse a la ciudadanía. Las redes sociales serán un canal indispensable para promover su imagen y propuestas, y los aspirantes deberán dejar los templetes y los micrófonos para enfocarse en estrategias más cercanas a la gente como el ir de casa en casa con las medidas sanitarias adecuadas.

El mayor reto será garantizar que la información que se transmita en redes sociales llegue de manera correcta a los ciudadanos y sin ser manipulada.

A pesar de que gran parte de la propuesta y la discusión electoral durante las campañas pasará al terreno virtual, las redes sociales no están exentas de la guerra sucia entre candidatos y partidos. Otro foco de alerta será la propagación de noticias falsas (conocida también como fake news) y las granjas de bots dirigidas a favorecer o desprestigiar las corrientes políticas para intentar dirigir el voto.

Aunque los avances en las pruebas de las vacunas contra el COVID-19 muestran una efectividad superior al 90 por ciento y México es uno de los países contemplados para su distribución, al 6 de junio de 2021, día en que se realizará la elección, un mínimo porcentaje de la población tendrá la vacuna.

El 24 de noviembre, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que, de concluirse la documentación y las pruebas por parte de la autoridad sanitaria, las primeras vacunas podrían iniciar su aplicación este mes.

“Deseamos fuertemente, en el caso de Pfizer y en el caso de CanSino, que han hecho la oferta de que podrían tener todas esas condiciones listas en diciembre, que se tenga tiempo, que se haya presentado toda la documentación importante para la seguridad y la eficacia a tiempo, que se tenga el registro sanitario a tiempo y que se pueda utilizar inmediatamente”, comentó el funcionario en una conferencia matutina.

Por su parte, el Instituto Nacional Electoral (INE) trabaja para que el día de la cita en las urnas los más de 90 millones de electores tengan garantizados el derecho al sufragio y a la salud, mediante un protocolo de votación que permita la sana distancia, se exija el uso de cubrebocas en las casillas y se garantice el mínimo contacto personal para evitar contagios.

En ese mismo sentido, los aspirantes a los puestos de representación o de administración pública deberán implementar mecanismos a fin de evitar la propagación del virus en más personas, explica Manuel Añorve, senador del PRI y quien busca la candidatura por la gubernatura de Guerrero.

Será una campaña distinta porque no se pueden hacer mítines enormes, eso ya quedó en el pasado, por seguridad y salud de los militantes. Es una nueva realidad electoral que vamos a vivir como ya ocurrió en Hidalgo y Coahuila, Manuel Añorve Senador del PRI.

Mexicanos fuera de la red y de las campañas

Las redes sociales no son una herramienta ajena de los mexicanos. Facebook es la favorita en el país, de acuerdo con el 15° Estudio sobre los hábitos de los usuarios de internet en México coordinado por Luis Ángel Hurtado Razo, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

De cada 100 personas en territorio nacional que utilizan internet 99 tienen una cuenta activa en la red social creada por Mark Zuckerberg, por lo que las y los candidatos tienen de frente un campo fértil para poder llegar a potenciales electores.

Según la encuesta de la UNAM, el 50.25 por ciento de los usuarios de Facebook son hombres, y 49.75 por ciento mujeres.

Otro de los pilares para las plataformas políticas será WhatsApp, aplicación que es utilizada entre dos y cuatro horas diarias en promedio por el 52.5 por ciento de los mexicanos, y 17 por ciento permanece más de seis horas.

El mayor reto será garantizar que la información que se transmita mediante estas plataformas llegue de manera correcta a los ciudadanos y sin ser manipulada por grupos encargados de generar contenido falso o engañoso.

Sin embargo, no se puede dejar de lado los mexicanos sin acceso a internet y mucho menos quienes no tienen una red social.

Al respecto, Enrique Ortega, consultor en imagen pública, explica que para este segmento de la población el esquema de las campañas se mantendrá, aunque con algunas variaciones, pues los partidos políticos tratarán de llegar a ellos a través de la visita a sus domicilios.

En México seguiremos viendo campañas territoriales, pero más acotadas y garantizando la seguridad de los ciudadanos porque no podemos olvidar que millones de personas no tienen acceso a internet y esos votos también cuentan, Enrique Ortega Consultor en imagen pública.

Información. Reporte Indigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s