Chihuahua regresará mañana a semáforo rojo.

Después de que se rebasaron los 20 mil contagios por Covid-19, mañana la entidad de Chihuahua pasará de nueva cuenta a color rojo, en el semáforo epidemiológico; esto luego de que el gobernador del estado Javier Corral Jurado proponga el cambio ante el Consejo Estatal de Salud, propuesta que será aplicable para las próximas semanas, bajo una evaluación diaria.

Ayer en un evento con alcaldes, el gobernador manifestó que los últimos 15 días han sido las dos semanas más difíciles de la pandemia y que el incremento ha provocado que no haya disponibilidad de camas, a tal grado que el gobierno se ha visto en la necesidad de pedir apoyo a la comandancia militar para que alberguen algunos enfermos en sus hospitales.

Y señaló que “el indicador que más me preocupa, por supuesto porque tiene que ver con la pérdida de vidas humanas, es el indicador de defunciones, que está vinculado a la hospitalización en área de cuidado intensivo”.

“Chihuahua no tiene otras manos que las de nosotros, sus autoridades locales y estatales. Asumamos esa tarea con responsabilidad; no nos hagamos de la vista gorda, no es momento de continuar la apertura de las actividades”, exhortó a los alcaldes y alcaldesas ayer durante la entrega de unidades de Seguridad Pública a los ayuntamientos.

Por lo anterior, instruyó enérgicamente que las restricciones y las sanciones en color rojo se recrudecerán como ley seca los fines de semana, restricciones de movilidad en Ciudad Juárez a partir de las 22:00 horas a las 6:00 horas del día siguiente, así como medidas fuertes de sanción al transporte público –y en especial de maquiladoras- que no cumplan los protocolos establecidos, sólo por citar unos ejemplos.

En ocupación hospitalaria, en el Instituto Municipal de Pensiones la saturación ha excedido las camas disponibles, por lo que permanecen cinco pacientes aislados en espera de espacio en unidad hospitalaria. En el Hospital Central hay un reporte de sobreocupación de casi el 50% en cuidados intensivos, así como un déficit de personal médico y de enfermería.

En instituciones privadas, el Hospital Palmore tiene cubierta al 100% su capacidad en la unidad de cuidados intensivos; el Hospital Ángeles tiene ocupación de 37 camas de las 39 en piso, y siete de ocho en cuidados intensivos; Star Médica tiene una saturación total, con cinco personas en lista de espera para ser ingresadas; la Clínica del Centro ya no cuenta con espacios disponibles, con una ocupación al 100 por ciento.

Información. El Sol del Bajío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s