Trump trata de atraer a los latinos en el oeste.

El presidente Donald Trump intentó ayer desarrollar una imagen más atractiva ante los votantes latinos, lo cual podría ser fundamental en los estados más disputados y definir la contienda rumbo a la Casa Blanca, haciéndoles notar los avances económicos que ellos tenían antes de que llegara la pandemia.

A pesar de que Trump ha hecho gran cantidad de comentarios despectivos sobre los hispanos, su campaña está cada vez más optimista de que se ha ganado algo de respaldo que podría ayudarle en Florida, Arizona y Nevada, estados en los que se enfocó este fin de semana. El mandatario presidió ayer una mesa redonda con latinos en Las Vegas, horas antes de un mitin nocturno, su primer evento en interiores desde que realizó un acto de campaña en Tulsa, Oklahoma, al que se le atribuyó un repunte en el número de infecciones de coronavirus.

Atraer el respaldo de latinos ha sido una lucha cuesta arriba para Trump, cuyas estrictas políticas migratorias y la descripción por momentos ofensiva que ha hecho de los inmigrantes le han granjeado el distanciamiento de hispanos.

En los primeros momentos de su campaña de 2016, declaró que muchos migrantes mexicanos eran “violadores”. Ha sido blanco de críticas por su tibia respuesta a un huracán que devastó Puerto Rico, por sus medidas para separar a los niños de sus familias en la frontera con México y sus intentos por desmantelar un programa implementado por su predecesor Barack Obama que permite que los jóvenes inmigrantes que llegaron sin permiso al país durante su infancia permanezcan en el país.

“Ellos entienden la situación en la frontera sur. Quieren que la gente venga, y yo también, pero quieren que lo hagan conforme a la ley”, dijo Trump a un pequeño grupo de simpatizantes en Las Vegas. “Mientras que Joe Biden les ha fallado, yo les he cumplido a los latinos”.

Existe una creciente preocupación de que el candidato demócrata, el exvicepresidente Biden, no ha hecho lo suficiente por atraer a los votantes hispanos. Su compañera de fórmula, la senadora por California Kamala Harris, no hizo mucho por apelar a la creciente e influyente población hispana de Florida durante una visita al estado la semana pasada. Biden no ha puesto pie en Arizona ni en Nevada en su campaña, que en su mayor parte ha llevado a cabo de manera virtual.

Trump se enfocó en los votantes hispanos ayer, destacando su bajo índice de desempleo antes de la llegada del Covid-19 a territorio estadounidense y reafirmando su postura antiaborto. Nuevamente promovió su posición de que se aplique la ley y haya orden, señalando que los recientes episodios de violencia en distintas ciudades son peligrosos para los latinos.

“El aletargado Joe Biden ha pasado 47 años en la política y ha sido terrible con los hispanos. Ahora se está apoyando en el adorador de Castro Bernie Sanders para que lo ayude”, tuiteó Trump ayer. “¡Eso no va a funcionar!”.

Información. Periódico Correo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s